Wind, el Relojero | Eón
Tick_Tock_by_saitenyo.jpg

_
El Relojero no es de las personas más populares de Bélenos, aunque siempre que hay algo que reparar, la gente acaba acudiendo a él. Tiene la capacidad de entender el funcionamiento de cualquier mecanismo por complejo que sea, lo cual le permite no solo arreglar objetos, sino crear artilugios de lo más sofisticado. Ostenta el título de relojero porque el fin inicial de su establecimiento era la venta y reparación de relojes, pero lo cierto es que las habilidades de Wind trascienden ampliamente ese campo. Quizá sería más adecuado llamarle el Inventor.

Se podría decir que precisamente los relojes son los únicos artefactos construidos por Wind que no funcionan todo lo bien que deberían. Algunos marcan la hora de forma errática, otros se detienen por mucha cuerda que se les dé. Sin embargo, siempre que alguien le reclama por uno de estos relojes, él se limita a examinarlos y concluir que se encuentran en perfecto estado. Sus relojes no marcan la hora, sus relojes representan el tiempo de quienes los poseen.

Ha intentado ayudar más de una vez a Symon, el Juguetero, a conseguir su sueño de construir el autómata perfecto, pero este siempre se ha negado pese a mantener una buena relación con él.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License